sábado, 7 de junio de 2014

TUVE QUE SOÑAR EL DÍA


Soñé una vez que escapaba
al interior de una nube
y dentro del sueño estuve,
mientras la nube habitaba.
Soñé que mi alma llegaba,
no importa a que isla desierta,
donde soñaba, despierta
en la playa una sirena,
sentada sobre la arena,
de espuma de mar cubierta.



Soñé que la luna llena
me iluminaba el camino.
soñé con rosas y vino
donde se ahogaba mi pena,
Soñé un canto de sirena:
poema hecho de mar.
Soñé que sabría encontrar,
si la luna me besaba,
el verso que se escapaba
mientras creía soñar.

Y,al saber que amanecía,
para saber que soñaba,
tuve que soñar el día.



© JJ 2014

5 comentarios :

  1. Dicen por ahi que soñar no cuesta nada. Que lindo seria poder hacer nuestros sueños realidad! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad. Sería bonito que los sueños se cumpliesen aunque siempre queda el consuelo de soñar los sueños. Gracias por la visita y un saludo

      Eliminar
  2. Puedo ver detrás de la luna el reflejo de tus ojos buscando sueños, y no habrá jamás un invierno tras esa niebla gris.gris.
    Que no muera esa ilusión de un sueño, porque esa sirena con la que sueñas, seguro que te espera tras esa niebla, para brindar, con vino y rosas.
    Bellísma como son las tuyas.

    Besos y sonrisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca hay que dejar de buscar sueños, querida Lore,
      Gracias por este bello comentario que es un poema y gracias infinitas por estar siempre cerca y leerme con tanto cariño.
      Besos y sonrisas para tí, querida poetisa

      Eliminar
  3. Tu alma está entre isla de luz y alguna otra isla más...
    Yo desde mi nube contemplo esas fotos ... Sueño. Siento y reinvento pensamientos.


    Abrazo de ✴

    ResponderEliminar